El sombrero se lleva, se pone y se calza

Dice la sombrerera Charo Iglesias que a más sombreros, menos crisis.


El sombrero vuelve a estar de moda. No es la primera vez, ni será la última. En el siglo XX nos lo quitábamos en época de crisis y nos lo volvíamos a poner con la llegada de la bonanza económica. Y arrancamos el XXI con la misma dinámica. La crisis, como si de un duelo se tratase, nos descubre las cabezas, y la recuperación nos las vuelve a cubrir.

La teoría económica del sombrero nos la ha contado la diseñadora Charo Iglesias(Taller de Charo Iglesias) en La Ventana. Pero si miramos la historia, todo cuadra. Tras la primera Gran Guerra, la gente necesitaba sentirse bien y elegante. Con los felices 20 ellas se cubrieron con los sobreros de charlestón y ellos con los bombines y los de copa. Los primeros representaban a los acaudalados rurales, los segundos a los burgueses de ciudad y, en particular, a los banqueros. Luego hubo otro repunte a finales de los 40 y durante los 50. Fue la década del borsalino en sus diferentes modalidades, la más popular, nos llegó a través del cine con Humphrey Bogart. Su imagen del final de “Casablanca” con Ingrid Bergman, los dos con sombrero, marcó a generaciones en Hollywood y en el mundo.

Charo Iglesias dice que llevar sombrero es atreverse y que “todo el mundo que tiene cabeza, puede llevarlo”. Y no solo sombreros, cubrirse la cabeza es un arte muy variado en el que caben boinas, gorras o turbantes.

Y lo más importante, “usemos los sombreros por defender un gremio de diseñadores y artesanos maravillosos” y sin olvidar que “en un mundo donde la gente se viste en masa, el sombrero permite diferenciarte, ser tú mismo”. Es palabra de Charo Iglesias, un referente en el diseño en España. Y es que cuando te pones una vez un sombrero, como dice Manuel Burque que se ha unido a última hora a la conversación, “ya no te ves sin él”.

fuente:Pepe rubio cadena Ser



No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado