Los sombreros vuelven a estar de moda

Un accesorio ideal para la temporada de frío


Salma Hayek, Hugh Jackman, Dita von Teese y Johnny Depp? Varios famosos optaron desde hace tiempo por los sombreros, ya que éstos no sólo protegen de la lluvia, el frío y el sol fuerte, sino que se convirtieron además en un accesorio de última moda. Usar sombrero dejó de ser algo anticuado y se convirtió en un must entre las personas de menos de 35 años.

Los hombres abrazaron de lleno la moda de los sombreros, probablemente porque sus opciones para variar el look sean algo más limitadas.

Entre las mujeres se impuso el sombrero de ala ancha tipo flapper, que brinda un toque informal. Sin embargo, debido a su ala ancha, que reduce un poco la visión, no es ideal para todos los días, sino más bien para una ocasión especial, como una fiesta.

Los hombres también optan por algunos modelos de ala más ancha, como el fedora, que adoptaron varias mujeres. El fedora es un sombrero de fieltro flexible y fue inmortalizado por Humphrey Bogart en Casablanca, entre otros.

En invierno también se impone el trilby. Si bien se le suele confundir con el fedora, tiene un ala más angosta. Una de sus variantes es el porkpie, que se distingue por una cabeza bien redonda y un ala bien dura. Buster Keaton los usaba en muchas de sus películas.

Si bien muchos de estos sombreros nacieron como accesorios para hombres, hoy día los usan muchísimas mujeres, que suelen decorarlos con pequeños detalles como plumas o borlas. Sin embargo, hay que tener cuidado y no "decorar" demasiado el sombrero. Quedan mucho mejor los pequeños detalles gráficos, como, por ejemplo, los motivos agujereados en el fieltro del ala.

A la hora de elegir un sombrero, hay que tener en cuenta la forma de la cabeza: quien tiene una cara redonda debe elegir modelos más altos que anchos. El ala puede ser tranquilamente ancha, ya que esto alarga ópticamente la cara. Quien tiene un rostro más bien alargado, debe usar sombreros más chatos. Las caras ovaladas pueden usar en principio cualquier modelo.

Por otra parte, los experos en moda recomiendan que las personas muy bajitas eviten las alas muy anchas para evitar un efecto "hongo". Las personas altas pueden animarse a modelos más osados.

Sin embargo, la altura o la forma de la cara no son los únicos aspectos a tener en cuenta: para que el look funcione, el sombrero debe ir bien con el atuendo elegido y con la personalidad de quien lo luce. Los colores osados van mejor con personas audaces. Las más reservadas deberían elegir tonos más neutros.

En cuanto a los cortes de pelo, el corte tipo paje va bien con todos los sombreros, aunque el pelo largo y suelto también suele combinar con todos los modelos. En general, siempre queda mejor que sobresalga algo de cabello del sombrero y no esconder todo el pelo debajo de él.

Para los menos audaces, siempre se puede recurrir a los gorros tejidos, de uso más extendido. Hay, incluso, algunos muy coquetos con aplicaciones de strass. El modelo más frecuente es el beanie. También volvieron a estar de moda las boinas.

fuente:Vanidades


Deja un Comentario

Tu email no será publicado